NOTICIAS
& PUBLICACIONES

Standard & Poor’s eleva clasificación de Hapag-Lloyd a ‘BB-’ con perspectivas ‘positivas’

  • Un EBITDA resiliente, el estricto control de costos y la reducción continua de la deuda validan la calidad crediticia mejorada.
  • Las perspectivas positivas indican una posible mejora futura de la calificación dentro de los próximos 12 meses si se mantiene el perfil de crédito actual.
  • La clasificación de emisión de la deuda sénior no asegurada de Hapag-Lloyd subió de ‘B-‘ a ‘B’.

La Clasificadora de Riesgo Standard & Poor’s (S&P) publicó un informe sobre Hapag-Lloyd hoy. La clasificación crediticia aumentó un nivel, de ’B+‘ a ‘BB-’ con una perspectiva ‘positiva’, que es la clasificación crediticia más alta que se ha asignado a Hapag-Lloyd desde que S&P empezó a analizarlo en 2010. Además, la calificación de bonos sénior no asegurados subió de ‘B-’ a ‘B’.

S&P mencionó que espera que Hapag-Lloyd continúe en 2020 con el desempeño EBITDA sólido que tuvo en 2019. También se mencionó de manera positiva que la generación de flujos de efectivo fortalecida de Hapag-Lloyd, sumada a la reducción gradual de la deuda ajustada al flujo de efectivo operativo libre tendrá como resultado métricas crediticias más sólidas en 2020 de los que se esperaban anteriormente. Más aún, S&P reconoció que Hapag-Lloyd superó sus objetivos de reducción de costos, aumentó su eficiencia operacional, redujo los costos por contenedor y mejoró su rentabilidad. Como resultado, Hapag-Lloyd ha publicado márgenes EBIDTA superiores al promedio de la industria en los últimos años. La perspectiva positiva refleja la visión de S&P de que Hapag-Lloyd tiene la capacidad de reducir aún más el apalancamiento y aumentar su calidad crediticia.

“Nos complace que nuestros resultados y nuestra gestión de costos coherente, así como nuestros esfuerzos de desapalancamiento se vean reconocidos de manera positiva con esta calificación de S&P. Mirando hacia el futuro, nuestra política financiera prudente se mantendrá sin cambios, con un enfoque claro en la rentabilidad, el control de costos, la reducción de deuda y la estabilidad del balance. Al mismo tiempo, nos enfocaremos en la implementación subsecuente de nuestra Estrategia 2023″, comentó Mark Frese, Gerente de Finanzas de Hapag-Lloyd AG.